Nasca un enigma sin resolver

La enigmática Nasca guarda en su tierra los más profundos secretos y se rehúsa a revelarlos. Nazca te ofrece lugares llenos de misterio, mucho misticismo y una dosis de aventura. Dibujos que permanecen con el tiempo, restos arqueológicos que nos revelan la vida de nuestros ancestros y el más bello desierto que espera ser recorrido y que te recibe llena de aventuras. Ven a Nasca, donde el cielo es el único testigo.

underline

Blog Images

Las Lineas de Nasca

underline

En el sur de Perú, extendiéndose a través de una superficie de más de 500 kilómetros cuadrados, en una zona situada entre el océano Pacífico y los Andes, donde el viento se bate con fuerza cada día, el sol la quema sin clemencia y el volumen de precipitaciones es prácticamente nulo, aquí se encuentran las denominadas líneas de Nazca. Si uno camina por el suelo de la zona puede ver que es de un color marrón, pero bajo esta primera capa se esconde otra de color amarillo. Sus extraordinarios dibujos se extienden por toda su planicie y sólo son visibles desde el aire debido a sus espectaculares dimensiones, entre 3 y 300 metros.

Chauchilla

underline

El cementerio arqueológico de Chauchilla se encuentra ubicado aproximadamente a 28 kilómetros al sureste de la ciudad de Nazca, sobre la margen derecha del valle Las Trancas. El cementerio de Chauchilla es una necrópolis que data de más de 1000 años de antigüedad y pertenece al periodo de la cultura Ica-Chincha. Por muchos años, esta antigua necrópolis ha sido saqueada por profanadores de tumbas, quienes en su afán por encontrar tesoros destruyeron el lugar casi completamente, llevándose con ellos muchos objetos valiosos pertenecientes a las momias que allí yacían. Los profanadores de Chauchilla solo dejaron a su paso, cadáveres semi desnudos y un gran número de tumbas destruidas.

Blog Images
Blog Images

Cahuachi

underline

Hablar de Cahuachi es hablar de una ciudad perdida en la noche de los tiempos. Cahuachi fue la capital teocrática de la Cultura Nasca gobernada por sacerdotes, por ello algunos investigadores la consideran el "Vaticano del Perú Prehispánico". Otros especialistas la definen como un centro ceremonial vacío que sólo era visitado por peregrinos en romerías asociadas con el culto religioso, y que una vez cumplidos los ritos sagrados la ciudad quedaba temporalmente abandonada. El arqueólogo Giussepe Orefici, actual director de las excavaciones en el lugar, señala que Cahuachi es la ciudad de barro más grande del planeta.

Cerro Blanco

underline

Destaca por encima del resto de montañas que forman el desierto costeño, es imponente, tiene 2.080 metros de altura de arena fina, y en su cima, donde a veces se observan en pleno vuelo mariposas de colores o zorros despistados, se pueden hacer campamentos. Es Cerro Blanco, la duna más alta de Sudamérica. Se encuentra a unos 20 kilómetros de Nasca, en la llamada cuesta del borracho, el tramo de la Interoceánica que está lleno de curvas, y que une esa ciudad con la Reserva Nacional de Pampa Galeras, en donde vive la mayor concentración de vicuñas del Perú, y con el Cusco. Cerro Blanco está rodeado de los últimos contrafuertes de la cordillera andina, parduzcos, lo que hace que la duna contraste todavía más dentro del paisaje, como se puede ver desde la Panamericana Sur, poco antes de entrar en Nasca.

Blog Images
Blog Images

Acueductos

underline

Hace aproximadamente 2000 años, en tiempos pre colombinos, los habitantes de Nazca desarrollaron un sistema de acueductos subterráneos para irrigar las partes secas del valle que carecían de agua superficial. Así, los hombres de la Cultura Nazca pudieron combatir las prolongadas sequías que azotaban al valle de Nazca. Este sistema de irrigación es único en Perú y tal vez en el mundo. A pesar del pasar de los años y los frecuentes movimientos telúricos en la zona, en la región de Nazca aun existen más de 30 canales subterráneos, lo cuales son usados actualmente por los campesinos del valle, quienes siembran principalmente algodón, maíz, frijoles, pallares y papas, tanto como una variedad de frutas.